masturbador¿Has imaginado masturbar a tu pareja? o por lo contrario piensas que esa practica es solo cuando ellos están ¿solos? déjame decirte que una de las “tareas” que más agradecen ellos en la práctica sexual es que los ayudes a llegar al placer total. Para que logres hacerlo inolvidable debes saber cómo masturbar a un hombre. ¿Te parece extraño? por el contrario esta practica la puedes incluir en tus juegos previos para que los dos estén estimulados para llegar al clímax. Que mejor que practicar la masturbación en conjunto uno ayudando al otro. Una practica más, así como lo es el sexo oral, coito, etc. ¡Te aseguro que le encantara!

Manual para masturbar a tu pareja:

1. Postura. Puedes probar diversas variantes, como ponerse de rodillas para comenzar. Esto te da la oportunidad de concentrarte en tu trabajo y afrontar con decisión lo que vas a realizar.

2. Manos. Ahora que tienes la posición adecuada para ambos, y que no te canses, utiliza tres dedos para la parte de arriba y los dos inferiores para los testículos. De esta forma él sentirá mayor contacto contigo. Te recomiendo utilizar un huevito “tenga” estas fundas son geniales ya que por dentro tienen la textura necesaria y tu llevas el movimiento para llegar al placer.

3. Cuida el ritmo. Debes empezar con un lento y suave movimiento en su pene, después cambia el ritmo y hazlo un poco más rápido, pero no demasiado para no lastimarlo. La mejor manera de encontrar el ritmo adecuado es dejar que tu pareja ponga sus manos sobre las tuyas y él te guíe.

4. Apoyo extra. Todo aquello que minimice la fricción en tus manos y su pene se debe considerar. Recurrir a lubricantes hará que las molestias sean prácticamente nulas, por el contrario habrá más deseo y placer.

5. Zonas erógenas. la punta del pene es una de las zonas de placer más importantes, además del frenillo que esta en la parte inferior (como zigzag debajo del glande), por lo que debes prestarle mucha atención. No es necesario aplicar mucha fuerza, es más cuestión de habilidad. Por ejemplo, dale de vez en cuando unas palmaditas, golpecitos, movimientos y observa cómo reacciona.

No esperes para poner en práctica estos consejos, verás que te resultarán placenteros. Esta práctica es un arte, con cariño, tu mente abierta e incluso humor, podrás dominarlo. ¿Te atreves?