Envios a todo México | Gratis en compras mayores a $1,000 pesos | 100% Discreto

¿JUGETES EN LA CAMA? (¡O EN CUALQUIER LUGAR!)

 

¡Hola!  ¡Qué gusto volverte a saludar!  Hoy quiero platicarte sobre un tema que, aún en pleno siglo XXI, muchos hombres y mujeres evaden, otros desconocen, pero quienes se han permitido aventurarse y experimentar, por lo general han encontrado variedad y diversión suficientes para condimentar su vida sexual.  Me refiero a los juguetes sexuales, que no deberían faltar en la recámara de nadie, tenga o no tenga pareja.

 

Si no estás familiarizado con su uso, no te preocupes:  aquí te diré en qué tienes que fijarte para elegir tu primer juguete y que tu experiencia sea tan exitosa, que compruebes que aún existen muchas sensaciones placenteras que descubrir con su ayuda. 

 

Para comenzar, tenemos que señalar que un juguete sexual no únicamente es un vibrador; puede ser cualquier aditamento que nos ayude a explorar las sensaciones de nuestro cuerpo y el de nuestra pareja con mayor intensidad:  un lubricante, juegos de dados, plumas, aceites, etc. 

 

¿Por dónde debemos comenzar? 

 

  1. Lo primero es analizar qué esperas de un juguete sexual.  ¿Qué sensaciones deseas? ¿Qué tipo de estimulación es la que buscas?  Cada cuerpo es diferente, te recomiendo que seas muy sincero contigo mismo cuando vayas a elegirlo, tomando en cuenta tus necesidades personales.
  2. Decide qué uso esperas darle.  Y para esto piensa si lo que buscas es estimulación interna, externa, ambas, y si planeas usarlo para ti o acompañado de tu pareja. 
  3. Revisa de qué material está hecho.  Si bien el plástico es el material más común, el día de hoy existen muchísimos materiales más durables, higiénicos y versátiles.  En lo personal, recomiendo la “silicona quirúrgica”, que es excelente para transmitir las vibraciones y muy fácil de limpiar.
  4. Si nunca has utilizado un juguete, quizá deberías comenzar por uno pequeño, para ir acostumbrándote a las sensaciones.  Afortunadamente, hoy existe una gran variedad de tamaños, para que cada quién pueda elegir el que más le permita disfrutar.
  5. Debes considerar también el presupuesto que tienes para invertir.  Por lo general existe una gran variedad de juguetes para todos los bolsillos.  Deberás tomar en cuenta que el precio estará ligado a las funciones que tiene, el material del que está hecho, y su durabilidad.  Tú no te preocupes:  seguramente, con la asesoría adecuada, podrás encontrar el juguete ideal que te permitirá disfrutar, solo o acompañado, de muchos momentos de plenitud.

Date permiso de experimentar en el fascinante mundo de los juguetes sexuales y verás que no hay por qué tener temor o vergüenza:  es sólo una de las muchas maneras que tenemos para ahuyentar la rutina en el dormitorio. Recuerda:  Los juguetes sexuales son tan importantes en la cama, como las especias lo son para un chef en la cocina.

 

Si necesitas asesoría, no dudes en escribirme a lizg@zona-g.com.mx y con gusto te puedo hacer algunas recomendaciones, o directamente hacer tu cita personal de Sex Coaching. También te invito a seguirme en Twitter: @@SexCoachMX ¡Me encantará saber cuáles son tus temas favoritos!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados