Envios a todo México | Gratis en compras mayores a $1,000 pesos | 100% Discreto

MASAJE DE PROSTATA

 

 

Existen diferentes prácticas sexuales anales que se disfrutan mucho, pero una de las más interesantes es la estimulación de la próstata. Muchos hombres disfrutan mucho de este masaje (solos o acompañados), incluso dicen que los orgasmos son más intensos.

Pero expliquemos desde el principio. La próstata es un órgano sumamente sensible, se encuentra ligeramente debajo de la vejiga, ésta produce parte del líquido seminal. Últimamente se le conoce como el punto P (que sería el equivalente al punto G en las mujeres) por el gran placer que provoca.

Durante la excitación, la próstata comienza a llenarse de líquido (que más adelante liberará en la eyaculación), es por esto que muchos hombres describen la sensación del masaje prostático como el principio de un orgasmo.

Además del goce que dicha práctica provoca, es muy saludable pues ayuda a remover cualquier fluido que se haya podido quedar estancado (por mala dieta, sedentarismo, enfermedades, etc), así que es una forma de cuidar la salud masculina muy divertida y placentera.

 

Ahora, para hacerlo de manera segura te compartimos 6 sencillos pasos:

 

1. Si quieres empezar a experimentar solo, es buena idea que te des una ducha, pues el ejercicio debe de ser una práctica higiénica y segura.

2. No queremos caer en lo obvio pero no olvides recortarte las uñas, ya que la zona es muy sensible y podrías fácilmente lastimarte, una alternativa es utilizar guantes de látex.

3. Mientras más excitado estés, más fácil va a ser que la encuentres (puedes tener juego previo contigo)

4. Después encuentra la posición dónde más cómodo te sientas, recostado en posición fetal, o acostado boca arriba con las rodillas en el pecho y un cojín en la cadera.

5. La próstata estará más o menos 6 centímetros dentro del ano y la reconocerás porque se siente como una nuez. Ahí empieza el masaje, ve sintiendo que ritmos, qué movimientos y con qué presión.

6. Existen juguetes especialmente diseñados para este tipo de masaje, algunos pueden vibrar o ser de diferentes tamaños y texturas. Esto cambiará completamente la sensación, sin hacerla menos placentera, al contrario, estás encontrando una nueva puerta al placer.

Por otra parte existen los tapones anales, que se pueden dejar puestos durante todo el acto sexual sin peligro a que se salga, pues están diseñados para estimular sin riesgos.

(Insertar liga para ver productos)

 

El masaje prostático nada tiene que ver con las preferencias sexuales, es simplemente la estimulación de un órgano sexual que provoca placer. Es importante que cuando realices esta práctica, estés muy consciente de lo que vas sintiendo, pues no a todos nos gusta lo mismo, por lo que si se siente bien sigue, si no, cambia o détente.

Sólo tú decides cómo vives tu sexualidad.

 

Descúbrete, relájate y goza.

 

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados